sábado, 31 de enero de 2015

Palabras para Marcallé.

Un grupo de escritores dominicanos de varias generaciones comentan acerca del escritor Roberto Marcallé Abréu, recientemente galardonado con el Premio Nacional de Literatura que otorga la Fundación Corripio.

Santo Domingo
Basilio Belliard, Ibeth Guzmán, Manuel Mora Serrano, Inés García, Rodolfo Báez y Giovanni Di Pietro, integrantes de varias generaciones de autores comentan sobre la importancia de Roberto Marcallé Abréu para las letras dominicanas.

Basilio Belliard
Roberto Marcallé Abreu es un novelista y cuentista que tiene más de cuarenta años gravitando en las letras nacionales: ganando concursos, publicando, y ganándose el respeto y la admiración de los que valoran su consagración y constancia en el oficio. Marcallé no proviene de la poesía ñcomo es lo común-, sino de la narrativa larga. Su prosa no poetiza, pero nos revela un gran dominio, tanto de las técnicas narrativas como del lenguaje de la ficción. No es un escritor que nace de la academia sino del periodismo. Se creó, pues, a sí mismo, y se formó una conciencia del oficio, en base a la pasión obsesiva por la intriga narrativa, con una conciencia de autor pocas veces vistas en nuestra tradición. Articulador de tramas narrativas e inventor de universos policiacos, Marcallé Abreu es un “narrador de raza”, en el sentido balzaciano. Su inagotable manantial de temas, tramas ficticias y creación de personajes lo hacen ser un fundador de frescos narrativos y retablos históricos de una proverbial potencia psicológica. 

Marcallé crea retratos dialógicos y pinturas psicológicas con sus novelas de tramas enciclopédicas, en las que traza una radiografía de la vida cotidiana urbana, con sus crudezas y violencias.  En Marcallé la ciudad es un personaje, y por lo tanto es un autor moderno, ya que expresa el espíritu del hombre actual. Para Marcallé Abreu el primer deber del escritor es con su lenguaje y con las palabras. Su pasión de escritor se define, en efecto, en la consagración de la palabra como ceremonia y acción. Su fervor es secreto porque asume en estado de soledad su oficio, aun cuando publica sus libros ñque redondean la treintena. Marcallé es un escritor de acción. Por eso no sobresalen en su mundo narrativo ni el pensamiento ni la poesía. Pertenece a la tradición de Hermingway y de los novelistas policiacos, género de tan escaso cultivo en el país. Este laureado narrador es un autor para escritores, cuyos títulos constituyen un desafío al arte de la memoria, además por la monumentalidad y extensión de sus obras. Los jurados de premiación del Premio Nacional de Literatura hicieron un acto de justicia literaria al premiarlo por su trayectoria y constancia en la creación de novelas y cuentos esenciales en los últimos cuarenta años de nuestra tradición literaria.
Ibeth Guzmán
Cuando la pluma de un periodista se conjuga con la perspicacia de un narrador, puede dar como resultado un Premio Nacional. Así sucedió con Roberto Marcallé Abreu, autor de una lista de publicaciones, muy prolífica. Cuando lo escuché hablar en la presentación de su selección de cuentos “Confidencias en torno al oscuro destino de la única mujer fatal”, salió a relucir su espíritu crítico y su visión del periodismo como un sinónimo de búsqueda de la verdad más allá de lo que planean los acontecimientos. Abogaba por el retorno del periodismo a la profundización de las investigaciones, a la pormenorización de las causas que se esconden detrás del detonante noticioso y al develamiento del detalle escondido. Como novelista, los críticos consideran su corpus novelístico como producto de una construcción ética que termina en un simbolismo universal. Este punto se refiere a su inquietud latente por desenmascarar los espejismos que mantienen nuestra sociedad sumida en el fracaso de nación que hoy enarbolamos. Su permanencia narrativa no solo se debe a su tenacidad en las publicaciones, sino también a la vigencia de sus temas como puente hacia esos valores que los humanos conservamos a través de las generaciones.

Manuel Mora Serrano
Acabo de contestarle a Roberto Marcallé Abreu las felicitaciones que le envié vía Giovanni Di Pietro, arquitecto crítico de ese premio tan bien merecido y tan bien ganado. Es curioso que Marcallé y yo no hayamos departido mucho ni hayamos coincidido en muchas partes, incluso sus novelas son rarísimas en las librerías y yo no las he leído todas, aunque sí tengo conciencia de su labor a través de los ensayos del único crítico que con gran visión observó y dijo que era nuestro gran narrador. Ciertamente, que este Premio Nacional bien merecido, los ganadores son, en primer lugar los lectores que todavía queden el país (donde ya son aves raras), que va interesarse ahora en leer a ese formidable narrador nuestro y en segundo lugar Giovanni Di Pietro que con este batacazo afirma su liderazgo crítico de la novela nacional

Inés García
A Roberto Marcallé Abreu lo admiro por su labor literaria y por su disciplina en el  trabajo creativo. Cuando compartió con nosotros en el Taller Literario Narradores de Santo Domingo, nos contagió con su amor por la escritura. Aún resuena en mi mente su consejo de que así como todos los días nos cepillamos los dientes, todos los días debemos de escribir. 

Escribir, escribir, escribir y leer, leer; además, editar lo escrito. Esas fueron las palabras que quiso dejarnos aquella noche. Es un justo reconocimiento el  que le ha sido otorgado. ¡Enhorabuena, maestro!
Rodolfo Báez
Eran las cinco de un viernes cualquiera. Las palomas picoteaban la tarde dormida sobre el Parque Duarte. Lo había llamado por teléfono al mediodía, quedamos en juntarnos a esa hora. Esperaba al hombre opaco, gastado por la vida de sus personajes (al escritor) pero no, el que bajó del Mercedes negro parecía otro de sus inventos; sonriente, conversador, atento, con un look estupendo... Hablaba con la transparencia que recordaba de ¥¥Las siempre insólitas cartas del destino ¥¥ (su libro de 1999). Mezclamos la baba del día con buena literatura y nos la bebimos de un tirón. Al despedirnos una risa extraña carcomía sus labios. Ahora tiene sentido. La llamada. ¿Fue para avisarte del premio Marcallé? 

GIOVANNI DI PIETRO OPINA SOBRE EL AUTOR GALARDONADO
En varias ocasiones hemos sostenido que Roberto Marcallé es un excelente novelista, el mejor que hay en el país. ¿Quién, fuera de él, trata los temas de hoy? Los otros novelistas, o repiten historias gastadas de hace cincuenta años o se inventan las cosas más necias del mundo con la idea de ser actuales. Buscan la notoriedad a como dé lugar, con el lastimoso resultado de que sus “obras” lo único que hacen es causarnos la más profunda vergüenza a nivel nacional e internacional. Los chulos, los boleristas, los bólidos del hampa neoyorkina y hasta los “gritos de tambores” están a la orden del día. Todo ello representado como lo máximo en los logros estéticos de nuestra novelística. Algunos de estos libros están bien escritos, pero carecen de personajes que sean verosímiles e inteligentes; la gran mayoría, no sé exactamente por qué diablos sus autores se empeñan en considerarlas novelas. Pero así andan las cosas dentro de la fauna y flora de la novelística dominicana de hoy.
Si en otras ocasiones hemos dicho que Roberto es, de nuevo, un excelente novelista, lo mejor que hay, aquí y ahora quisiéramos decir que es ya un maestro consagrado en su arte. Una prosa limpia y de fácil acceso, muchas veces poética; descripciones alucinantes que reproducen hasta el más mínimo detalle la realidad del país, la psicología de su gente, los diversos estratos sociales, las mismas idiosincrasias de las personas representas, desde  miembros de la alta sociedad hasta el taxista, el niño de la calle, el limosnero, los jóvenes deslumbrados por el consumismo desbordado y su promiscuidad. 
Nadie como él conoce mejor y sabe describir las interioridades de instituciones como la Policia Nacional o lo que es la práctica detectivesca. Sus personajes, como Severino, don Jesús, los dos párrocos, el sargento Baldera, Bobby el taxista, etc., siempre se destacan, y lo hacen porque tienen una vida auténtica, ya que no son simples personajes de cartón. 

El chileno Cameron gana premio internacional de poesía en España.

El galardón, convocado en su segunda edición por la Asociación Mujeres en Igualdad de Salamanca (centro), con el apoyo de la Sociedad de Estudios Literarios y Humanísticos (SELIH), no tiene dotación económica pero sí la publicación del libro y el cuadro "Don Quijote y Sancho", del pintor Miguel Elías.


Salamanca.- El chileno Juan Cameron (Valparaíso, 1947) ganó el II Premio Internacional de Poesía Pilar Fernández Labrador con su libro "Fragmentos de un cuaderno con vista al mar", que mereció el reconocimiento unánime del jurado, presidido por el portugués Antonio Salvado.

El galardón, convocado en su segunda edición por la Asociación Mujeres en Igualdad de Salamanca (centro), con el apoyo de la Sociedad de Estudios Literarios y Humanísticos (SELIH), no tiene dotación económica pero sí la publicación del libro y el cuadro "Don Quijote y Sancho", del pintor Miguel Elías.

El poeta premiado, informaron hoy fuentes del jurado, tiene publicados veinticinco poemarios, tanto en Chile, como en Suecia, España, Nueva Zelanda, Costa Rica, Ecuador, México, Estados Unidos y Francia.

Cameron salió de su país tras el golpe de estado de Pinochet y vivió primero en Argentina y desde 1987 en Suecia, donde trabajó como redactor del semanario "Liberación", en Malmö.

Una década después obtuvo los premios de la Revista de Libros de El Mercurio y el Municipal de Literatura de Valparaíso, lo que motivó su regresó a Chile.

Ha logrado numerosos reconocimientos a su poesía, que van desde el Premio de la Federación de Estudiantes de Chile (1978) al Premio Internacional Paralelo Cero (Ecuador, 2014), pasando por el Gabriela Mistral (1982), el Jorge Teillier (1998), el Premio Internacional Ciudad de Alajuela (Costa Rica, 2004) y el Stella Corvalán (2008), entre otros.

A esta segunda edición, concurrieron 371 trabajos remitidos desde España y todos los países de América Latina, Estados Unidos, Canadá, Alemania, Francia, Italia, Portugal, Inglaterra, Suecia y Túnez.

Tras las deliberaciones, el jurado otorgó un accésit al poeta español Enrique Gracia Trinidad (Madrid, 1950), por su obra "Juego de damas".

El Taller Literario Triple Llama de Moca aprovecha este medio, hoy que es un día especial por ser Día de la Juventud, para felicitar a un joven santiaguero, amigo nuestro, por haber ganado recientemente el Premio de Literatura Casas de las América con la novela UN KILÓMETRO DE MAR. José Acosta, felicidades! En Moca, al igual que en tu tierra natal, Santiago de los Caballeros, nos alegramos de tu premio como si fuera nuestro. José es comisionado dominicano de cultura en New York.


viernes, 30 de enero de 2015

Escritor dominicano José Acosta gana premio.

NUEVA YORK- El escritor dominicano José Acosta ganó el Premio Casa de las Américas 2015 con la novella Un kilómetro de mar, en la categoría de Literatura Latinoamericana en los Estados Unidos.
El jurado, integrado por Aileen El-Kadi, de Brasil; José A. Mazzotti, de Perú, y Margarita Mateo, de Cuba, consideró que la obra de Acosta “constituye una impecable narración sobre los avatares de dos adolescentes en los años 60 en República Dominicana, sin dejar de incluir a un personaje desencantado de su vida en Norteamérica, la influencia de los cómics sobre vaqueros en la cultura popular y una mirada actualizada sobre los últimos años de la dictadura trujillista, combinados en un relato ágil, con un manejo del lenguaje que en numerosos momentos llega a ser poético”.
Escritores de Colombia, Cuba, Brasil, República Dominicana, Argentina, Chile y México acapararon los principales premios del 56 Concurso Literario “Casa de las Américas” 2015 en el fallo anunciado por el jurado en La Habana.
Desde su creación en 1959, el Premio ha reunido miles de obras de autores del continente y más de un centenar han resultado galardonadas, de acuerdo con datos de sus promotores.

Un kilómetro de mar es una historia de autodescubrimiento e imaginación narrada con un tono vibrante y excitante”, según Acosta, quien fue felicitado por el comisionado dominicano de Cultura en EE.UU., Carlos Sánchez.
“Para nosotros es un orgullo que uno de los miembros de esta institución haya obtenido un premio Casa de las Américas, una de las instituciones culturales más prestigiosas del mundo”, dijo Sánchez.
Agregó que “José Acosta se ha ganado un espacio en el mundo de las letras a nivel internacional en los géneros de Poesía, Cuento y Novela, en los que ha ganado importantes galardones”, señaló.
Otras obras de Acosta, quien reside en Nueva York, figura Catequesis del íncuboEl efecto dominóEl enigma del anticuarioTerritorios Extraños y El evangelio según la muerte, Premio Internacional de Poesía “Nicolás Guillén”, de México.
Un kilómetro de mar puede ser adquirida a través de http://www.artepoetica.com owww.amazon.com

El propio Robert Graves, dijo "es una locura de libro y realmente no era mi intención escribirlo".

MADRID.- La poesía fue una religión para Robert Graves y su obra "La Diosa Blanca" se convirtió en una Biblia para poetas y adeptos, una obra difícil de leer, según reconoce su hijo William, pero imprescindible para acercarse al autor británico. "Si no se entiende este libro no se entiende a mi padre", asegura.

Publicada originalmente en 1948 bajo los auspicios de T.S. Eliot y tras su llegada al mercado español en los años ochenta, Alianza Editorial ha editado una nueva y "definitiva" traducción realizada por William Graves, hijo y albacea literario de este autor, uno de los escritores británicos más importantes del siglo XX, fallecido en Deiá (Mallorca) en 1985.

Poeta, novelista y ensayista, Robert Graves se convirtió en un autor de culto a raíz de "La Diosa Blanca", su legado poético, dice su hijo, que "en un momento de locura" acometió la tarea de traducir de nuevo la obra al castellano, en una edición ampliada y corregida.

Una tarea "fascinante" en la que ha empleado dos años: uno para el propio ensayo y otros doce meses dedicados a realizar el exhaustivo índice de casi cien páginas, explica en una entrevista con Efe.

"La Diosa Blanca", un erudito compendio de investigaciones sobre religiones y mitología, la poesía, la mujer y la civilización occidental, se convirtió en una obra de culto "porque no se entiende muy bien", bromea William: "es un libro para poetas, sobre el pensamiento de los poetas".

"Muchos no se enteraban de nada pero otros sí lo entendían y lo tomaban muy en serio, porque era el tipo de pensamiento que hacía falta", indica.

Pero fue la aparición en 1961 de la edición de bolsillo de esta obra la que convirtió al británico en una figura de culto después de que el movimiento hippy abrazara sus postulados con entusiasmo.

William Graves relata cómo, al igual que otros poetas combatientes en la Primera Guerra Mundial, su padre regresó tras la contienda a la religión, en su caso a la de la diosa a la que veneraba a través de la "verdadera poesía", inspirada por la Musa.

Por su participación en la guerra, padeció un "estrés postraumático tremendo que le duró hasta el final", recuerda su hijo, que asegura que su padre se fue de Inglaterra en los años 30 y llegó a Mallorca buscando la vuelta al Mediterráneo de los griegos, al mundo rural.

"Yo veía a mi padre hacer referencias a la Luna y dar vueltas a una moneda de plata para invocar a la buena suerte", señala.

Recuerda a Robert Graves como a una persona "egoísta": "No nos dejaba hacer ruido, ante todo estaba su trabajo". Y sostiene que no era feminista aunque "ponía a la mujer en un pedestal, de musa".

En "La Diosa Blanca" sugiere que el malestar de la civilización occidental tiene su origen en el papel subordinado que se da a la mujer, olvidando las culturas matriarcales que adoraban a la Diosa Suprema, unas culturas que fueron eliminadas por la irrupción del patriarcado que arrebató a las mujeres su autoridad.

Autor de más de 1.200 poemas, Graves logró recursos económicos gracias a novelas como "El conde Belisario" o "Yo, Claudio", que fue llevada con gran éxito a la televisión.

"Dijo que había escrito las novelas sobre el emperador Claudio para ganar dinero", indica William Graves recuerda que aseguraba también que "criaba perros de raza para dar de comer a sus gatos".

No obstante, toda su obra, incluso las novelas ,"todas tratan de forma tangencial con la Diosa Blanca", su obra central y su legado poético.

Por su dificultad, el albacea literario recomienda leer más de una vez "La Diosa Blanca", un puzzle en el que convergen multitud de conocimientos sobre poesía, mitología, religión, relaciones humanas y trazas autobiográficas.

Y eso, pese a lo que aseguró en 1959 el propio Robert Graves: "Es una locura de libro y realmente no era mi intención escribirlo".

Juan TH publica “De amores y otros dolores”.

SANTO DOMINGO. El periodista Juan Taveras Hernández, mejor conocido como Juan TH, anunció la publicación de su segundo libro de poesía “De amores y Otros Dolores”, una propuesta en la que, tal y como destaca el también poeta y escritor Cándido Gerón, “acentúa la ebullición de la memoria como elemento puntual para explicar los estados de la conciencia solitaria del poeta”.
Y en efecto, Gerón, responsable del prólogo de este nuevo texto de Juan TH, amplía que en “De amores y Otros Dolores” se ponen de manifiesto facultades memoriales cuya complejidad envuelve la evocación del dolor y la muerte.

“En progresión creciente, el poeta toma como referencia el recuerdo como una especie de fijación mental. Esto se comprueba en su poema Juan Olvido”, por lo que este segundo libro del intelectual, vuelve a mostrar al Juan TH poeta, alejado de la cotidianidad.
“La creación poética le sirve a Juan TH para reflexionar sobre los atavismos del hombre y la mujer, por tanto, su yo poético es plural, de ruptura con la realidad y por ello se mantiene fiel a su identidad”, destaca con mucha propiedad Gerón, quien a seguidas agrega que, “no todo en su poesía se corresponde con la imagen visible, porque Juan TH se deja seducir por la armonía espiritual de los versos que pergeña desde el éxtasis del amor o las constelaciones de sus símbolos”.

La polémica "Sumisión", de Houellebecq, domina las ventas de libros.

En no ficción, el título más repetido es el de "El capital en el siglo XXI", de Thomas Piketty.


REDACCIÓN INTERNACIONAL EFE. La novela "Sumisión", en la que el polémico Michel Houellebecq imagina un musulmán al frente del Elíseo en 2022 encabeza la lista de libros más vendidos en Alemania, Francia e Italia, mientras que Héctor Abad o Joel Dicker dominan las listas de Colombia y México, respectivamente.


En la parte de no ficción, el título más repetido es el de "El capital en el siglo XXI", de Thomas Piketty, aunque "El francotirador", el libro que cuenta la vida de un soldado en Irak y que Clint Eastwood ha llevado al cine, escala posiciones en España, Colombia, Estados Unidos y Portugal.

jueves, 29 de enero de 2015

Fallece la escritora australiana Colleen McCullough a los 77 años.

Escribió su primera novela, "Tim", en 1974 y alcanzó fama mundial con "El pájaro espino".


SÍDNEY, Australia.- La escritora australiana Colleen McCullough, autora de la éxito editorial "El pájaro espino", murió hoy en un hospital en la isla australiana de Norfolk Island a los 77 años, informaron los medios locales.

Su libro "The Thorn Birds" (titulado en Latinoamérica como "El pájaro que canta hasta morir" y en España como "El pájaro espino"), escrito en 1977, vendió 30 millones de copias en todo el mundo y fue adaptado en una popular miniserie de televisión protagonizada por Richard Chamberlain y Rachel Ward.

McCullough falleció en la isla de Norfolk Island, situada entre Australia y Nueva Zelanda, tras varios años con una delicada salud, que degeneró en una progresiva ceguera y artritis, apuntó el canal de televisión ABC.

La escritora nació en Wellington, en el estado de Nueva Gales del Sur, y vivió gran parte de su infancia en Sídney.

Su madre era una neozelandesa de ascendencia maorí y su padre, un inmigrante irlandés empleado como trabajador agrícola.

McCullough trabajó como neurocientífica en el hospital Royal North Shore de Sídney y como investigadora en la escuela médica de Yale, en Estados Unidos, durante 10 años.

Escribió su primera novela, "Tim", en 1974 y, tras hacerse famosa con "El pájaro espino", realizó una serie de novelas históricas basadas en la Roma antigua.

Libro de Voltaire sobre tolerancia es best seller en Francia.

El libro de Voltaire se publicó en 1763, en un momento de tensiones entre protestantes y católicos.


PARIS.- Un libro de Voltaire de hace 250 años está ascendiendo en las listas de éxitos literarios en Francia, semanas después de los atentados de extremistas islámicos nacidos en el país que dejaron 20 muertos, incluidos los atacantes.

"El tratado sobre la tolerancia" es un grito contra el fanatismo religioso y derivó de la convicción de Voltaire de que las diferencias religiosas eran la razón principal de los conflictos mundiales. El rebelde escritor de la Ilustración lo escribió en un momento de tensiones violentas entre franceses protestantes y católicos.

Los atentados ocurridos entre el 7 y el 9 de enero comenzaron cuando dos hombres atacaron Charlie Hebdo, un semanario satírico que había recibido amenazas de muerte por publicar caricaturas del profeta Mahoma, diezmando al personal del periódico. También fue atacado un supermercado kosher donde cuatro rehenes murieron. El ataque a Charlie Hebdo fue ampliamente visto en Francia como un ataque a la libertad de expresión y el estado secular, y en los días siguientes los escritos de Voltaire fueron invocados con frecuencia. Varias librerías en París le están dando al filósofo un especio prominente.

El libro de Voltaire se publicó en 1763 y ahora tiene un lugar entre los bestsellers de Amazon, FNAC y el librero francés Gibert Joseph.

Stephane Charbonnier, el editor de Charlie Hebdo más conocido como "Charb" que fue asesinado en el ataque, escribió dos libros que hicieron alusión al título de Voltaire, "Pequeño tratado sobre la intolerancia", con el subtítulo "Me río de lo que quiero, cuando quiero". Esos libros también se están vendiendo rápidamente, al igual que una novela de Michel Houellebecq en la que Francia tiene un presidente musulmán.

miércoles, 28 de enero de 2015

Rinden homenaje al poeta Ernesto Cardenal en Nicaragua por su 90 cumpleaños.

Durante el evento Cardenal leyó con mucha emoción varios de sus más famosos poemas, o parte de ellos, entre los que estaban Epigrama, Hora 0, Salmos, Oración por Marilyn Monroe, Canto Cósmico y Canto Nacional.


Managua.- Poetas, músicos, intelectuales, escritores y personalidades de la vida política de Nicaragua, se dieron cita hoy en el Teatro Nacional Rubén Darío, para rendirle homenaje al poeta nicaragüense Ernesto Cardenal, por su cumpleaños número 90.

"Nos hemos reunido para hacerle un homenaje al más grande de nuestros poetas vivos", dijo el escritor nicaragüense, Sergio Ramírez durante las palabras de apertura del evento.

Entre los reconocimientos que ha recibido el poeta nicaragüense se encuentra el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana 2012, y en 2010 fue propuesto al Premio Nobel de Literatura por la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE).

"Diversas voluntades se han juntado para hacer este homenaje, que por eso mismo tiene un carácter nacional", agregó el escritor.

A la celebración también se sumaron músicos de reconocida trayectoria en Nicaragua, como los hermanos Carlos y Luis Enrique Mejía Godoy, quienes deleitaron al público poniendo música a poemas emblemáticos de Cardenal, que han sido traducidos a más de 20 idiomas.

"La poesía de Ernesto es más poderosa que una ametralladora 50", expresó la escritora y poetisa nicaragüense Gioconda Belli, segunda presentadora del acto.

Durante su alocución Belli recordó cómo Cardenal llegó a fundar una comunidad en una isla del archipiélago de Solentiname que fue cuna de poetas y pintores primitivistas.

En su poesía Cardenal, nacido en la ciudad colonial de Granada el 20 de enero de 1925, muestra "la sublimación del amor humano por el divino, el paso de la tierra al universo y al pluriverso" afirmó Belli, al presentar al sacerdote trapense.

Durante el evento Cardenal leyó con mucha emoción varios de sus más famosos poemas, o parte de ellos, entre los que estaban EpigramaHora 0Salmos,Oración por Marilyn MonroeCanto Cósmico y Canto Nacional.

En cada uno se notó ese carácter revolucionario que lo llevó a recibir la amonestación pública del papa Juan Pablo II, durante su visita a Nicaragua (marzo de 1983), por mezclar la religión con la revolución sandinista.

Con su recital, Cardenal realizó un paseo por sus 90 años de vida, que cerró con un extenso aplauso de los asistentes.

Hay Festival Cartagena: 10 años de oda a la cultura gracias a 'Gabo'.

El festival literario tendrá programación del 29 de enero al 1 de febrero en Colombia.


BOGOTÁ - Como al Nobel colombiano Gabriel García Márquez lo espantaba el frío de la localidad galesa de Hay-on-Wye, sede del reconocido Hay Festival, sus organizadores crearon una versión anual de este festín cultural en la caribeña Cartagena, que este jueves inicia su décima edición.

Con este encuentro, que se extenderá hasta el domingo, se cumplen ya diez citas en tierra colombiana, en las que han participado desde el propio García Márquez ('Gabo') y el también Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, hasta el polémico escritor indio Salman Rushdie, además de cientos de escritores, artistas y políticos nacionales e internacionales.

La idea surgió luego de que el británico Peter Florence, director del Hay Festival concebido en 1988, preguntara al escritor mexicano Carlos Fuentes, amigo de 'Gabo', cómo atraer al colombiano al "pueblo de los libros", tras numerosas invitaciones sin respuesta.

"Entonces Fuentes le dijo: 'Mire, usted no va a lograr que García Márquez venga a este frío. Lo que puede hacer es un festival en América Latina y... ¿por qué no en Cartagena de Indias'. Ahí comenzó este sueño", dijo a la AFP Amalia de Pombo, portavoz del evento en una de las mayores joyas turísticas de Colombia.

Así, los escenarios coloniales que inspiraron la historia de Florentino Ariza y Fermina Daza en la novela "El amor en los tiempos del cólera" (García Márquez, 1985), empezaron a ambientar también la principal versión latinoamericana del Hay Festival, seguida hasta ahora por la de Xalapa (México), que alcanza apenas cuatro ediciones.

En estos 10 años de trayectoria, "pasamos de 20 a 80 charlas. De una sede a tres. Claramente es considerado un evento de carácter nacional e internacional", agregó De Pombo, quien precisó que la inversión alcanza el millón de dólares.

Algunas de sus actividades se han extendido a otros lugares de Colombia, como Riohacha -también en el Caribe- y Medellín (noroeste), segunda ciudad del país.

Tras la muerte de Gabo en México el 17 de abril del año pasado, los organizadores le dedicaron en 2015 un homenaje al padre del realismo mágico en su natal Aracataca, ubicada a unos 260 km de Cartagena.

Dos premios Nobel acudirán a las charlas previstas en Cartagena a partir de este jueves: el escritor francés Jean-Marie Gustave Le Clézio (Literatura, 2008) y la activista estadounidense contra las minas antipersonales, Jody Williams (Paz, 1997).

Entre decenas de escritores, destacan los españoles Almudena Grandes (Las edades de Lulú) y Javier Cercas (Soldados de Salamina), el mexicano Juan Villoro (El testigo) y los colombianos Juan Gabriel Vásquez (El ruido de las cosas al caer) y Héctor Abad Faciolince (El olvido que seremos).

Creado como un encuentro sobre historias, libros y autores, a lo largo de esta década el Hay Festival en Cartagena ha ido incorporando mesas redondas sobre otras temáticas.

"En sus inicios fue bastante literario pero el festival de hoy es de las ideas y de la palabra. Lo que queremos es explorar todas las posibilidades del pensamiento y la creatividad humana", afirmó De Pombo. 

Para enriquecer las discusiones, este año se esperan el cantante de bachata dominicano Juan Luis Guerra, el cineasta británico Stephen Frears, el exfutbolista Faryd Mondragón, los periodistas Antonio Caño, Martin Baron y Leila Guerriero y los músicos Seu Jorge y Charles King.

Otros activistas y políticos llegarán además a las llamadas Conversaciones 10x10 sobre temas de actualidad, creadas para esta edición especial de aniversario.

Las insólitas memorias de Helen Macdonald "H Is For Hawk" ganan el Costa.

"Es un libro sobre la pérdida, sobre cómo escapar cuando tu vida se rompe".


LONDRES. La escritora británica Helen Macdonald se proclamó este martes ganadora del premio Costa, uno de los más prestigiosos de la literatura británica, con su obra "H Is For Hawk", unas insólitas memorias personales sobre su relación con un azor tras la muerte de su padre.

El jurado, que alcanzó su decisión apenas una hora antes de la ceremonia en Londres en la que se anunció la ganadora, antepuso la "brillante" historia de Macdonald a la novela de la escocesa Ali Smith "How To Be Both", que partía como favorita para el galardón en las casas de apuestas.

"Mucha gente ha sentido que (el libro) le atrapaba y que nunca lo olvidarán. Todos hemos estado de acuerdo en que está escrita de forma brillante. Su magnífica prosa tiene músculo y es precisa como un escalpelo", dijo el presidente del jurado, el escritor británico superventas Robert Harris.

Macdonald, investigadora asociada en el departamento de Historia y Filosofía de la Ciencia de la Universidad de Cambridge, se llevó un galardón dotado con 30.000 libras (39.900 euros), que se entrega desde 1971 y desde 2006 lleva el nombre de la cadena de cafeterías Costa.

"Es un libro sobre la pérdida, sobre cómo escapar cuando tu vida se rompe. Al escribirlo pensé que era bastante extraño, pero parece que a la gente le gusta leerlo", dijo durante la ceremonia de entrega la escritora, que ha vendido hasta ahora 80.000 copias de la obra.

La inusual narración de Macdonald detalla sus intentos por entrenar a un azor que adquirió poco después de la muerte de su padre.

A lo largo de las páginas de "H Is For Hawk", la autora habla su relación con el ave, del dolor por la pérdida de su progenitor, y narra al mismo tiempo la vida del escritor británico T.H. White, que en 1951 publicó "The Goshawk", en el que explica sus experiencias entrenando aves rapaces.

Macdonald dedicó cinco años a escribir el que ha calificado como el "trabajo de su vida", en el que ha jugado un papel esencial la "obsesión" por las aves que ha cultivado desde la infancia.

Tras la súbita muerte de su padre en 2007, la escritora emprendió un viaje por Escocia, donde compró un azor por 800 libras (1.000 euros).

El siguiente año de su vida lo dedicó a entrenar al ave con técnicas de cetrería tradicionales, una época "solitaria", según confesó, de la que surgen los recuerdos que nutren su obra.

No fue hasta 2012 cuando se sentó ante el escritorio para poner negro sobre blanco su historia, en cuya promoción se ha volcado en los últimos meses.

"Ha sido cansado, pero he conocido a mucha gente que me ha conmovido. Estoy profundamente agradecida", señaló Macdonald, que se declaró "completamente sorprendida" por el premio.

Roberto Marcallé: “La novela viene siendo un universo, y yo ahí me siento más a gusto”.

POR ALFONSO QUIÑONES
SANTO DOMINGO. Los personajes del escritor Roberto Marcallé Abréu están en las calles de Santo Domingo. Por la rica descripción de éstos y la espléndida creatividad con que los pone a desplazarse en el trasfondo citadino se le acaba de otorgar el Premio Nacional de Literatura. Poco después de saberlo, conversó con Diario Libre.

P. ¿Cree que ha sido justo el premio? ¿Lo esperaba? ¿Cree que lo merecía otro antes que usted?
R. Todos los que estamos envueltos en las letras, y especialmente cuando ya tiene un período tan prolongado escribiendo -algunos de mis libros fueron escritos hace 40 años-, es algo que se espera. Y uno dice “quizás yo sea una de las personas que califica, que pudiera merecer ese premio eventualmente de acuerdo con el criterio profundo, decidido y hondo de los jurados”, que sabes que aunque muchos de ellos son escritores consumados y premios nacionales a su vez, pesa la presencia determinante de los rectores universitarios. Entonces uno siente que sería bueno recibirlo.
Hablar de que sea justo o no justo, no me toca a mí hacer esa clase de juicio de valor, porque en definitiva uno es parte interesada. Pero siento que hay muchos escritores, que califican en buena lid para obtener el Premio Nacional de Literatura.
P. Ud. Ha cultivado la poesía...
R. La poesía la llegué a cultivar en los inicios. Inclusive llegué a ganar premios literarios con la poesía. Pero llegó un momento determinado en que hice dejación casi definitiva de la poesía, por la novela. Porque los temas que me gusta tratar son muy complejos. Y no me lo permiten ni la poesía ni el cuento, de tratarlo con la amplitud que quisiera tratarlo.
Tengo una novela que va a publicarse este año que se titula “Bruma de gente inhóspita” que tiene más de 200 personajes.
La última novela mía que ganó el premio de novela de la Universidad Central del Este, “La calle enemiga”, tiene muchas situaciones, y muchos personajes, y una trama muy compleja, igual que “La manipulación de los espejos”, que ganó después premio aquí en el Ministerio de Cultura.
Es decir, llegó un momento en que me sentí que debía trabajar principalmente la novela como género, que es donde me siento más a gusto. Aunque reconozco que es el más trabajoso de todos. Dicen que el cuento, pero yo digo que la novela, porque es la suma de todos los géneros literarios.
P. Como el cine en las artes...
R. Y la novela es también la pintura, la poesía, la música... Es todo. La novela viene siendo un universo y yo ahí me siento más a gusto.
P. Esa capacidad suya de crear personajes, estamos hablando mundos donde pone a vivir 200 personajes, una cosa descomunal. ¿Cómo crea esos rompecabezas? ¿Cómo es el proceso de creación de esas novelas?
R. Mi educación en términos literarios viene de un señor que no ha tenido el merecido reconocimiento en República Dominicana, que se llamaba Alberto Malagón, que era profesor de Letras de la Facultad de Humanidades de la Universidad Autónoma de Santo Domingo.
Yo le daba los cuentos míos y los asomos -para llamarlos de alguna manera- de novelas. Y un día me pasa una especie de folleto mimeografiado de unas 250 páginas, y me dice, “tú quieres escribir novela; esto te va a ayudar”. Y lo que había en ese folleto era el diseño de un personaje.

martes, 27 de enero de 2015

Baudelaire, el ingrato.

Por JOSÉ A. CANO


En 1864, Charles Baudelaire se mudó a Bélgica para intentar vivir de dar conferencias y publicar con editores locales. Más de una década antes, otros intelectuales franceses, como Alejandro Dumas o Víctor Hugo, habían seguido el mismo camino con éxito huyendo del Golpe de Estado de Napoleón III. Sin embargo, él llegaba tarde, con la moda 'francesa' hace tiempo diluida en el país vecino y unas dotes para la oratoria inferiores a las de Dumas o Hugo.
La experiencia lo llevó a rozar la miseria, ya con más de 40 años y empeorando de la sífilis que arrastraba desde la juventud. Durante los dos años que permanece en el país, escribe con asiduidad a su madre y a sus amigos Ancelle y Manet, además de al editor Michel Lévy, anunciándoles su venganza de la sociedad belga que tan mal lo había acogido: 'Pobre Bélgica', una obra en la que retrata todos los tópicos de los franceses sobre sus vecinos del norte, pero que vende como un retrato de los vicios de la propia Francia.
Las lindezas que Baudelaire destila sin piedad son tales como "Los belgas son tan tontos que no están dispuestos a luchar por sus ideas. Bien distinto sería ante una subida del precio de la cerveza". O, aún mejor: "Estoy en contra de la anexión. Bastantes necios hay ya en Francia, [...] Pero no me opondría a una invasión y una razia, como en la Antigüedad, al estilo de un Atila. Todo lo bello podría ser llevado al Louvre. Nos pertenece de manera más legítima que a los belgas, ya que ellos no entienden nada de arte"
La obra queda casi inconclusa cuando en 1866, tras un primer ataque un año antes, sufre un colapso en la ciudad flamenca de Namur mientras visitaba una iglesia. Queda casi paralizado y su madre lo traslada un hospital de París, donde permanecerá ingresado más de un año, incapaz de hablar o valerse por sí mismo, pero aún lúcido. El resultado final de 'Pobre Bélgica' es un manuscrito de 33 capítulos, escritos en diferentes tipos de folios. En Francia no vio la luz de la imprenta hasta 1953, y hasta hoy se encontraba inédito en castellano.
A nuestro idioma ha llegado de manos de la editorial Valparaíso, radicada en Granada y especializada en poesía. Su editor, Javier Bozalongo, explica que hablamos de un libro "que podría decirse maldito, además de incompleto. Pero es el libro que cierra la obra del gran Baudelaire. Es su testamento literario. En sus notas se hace muy visible todo su proceso creativo".
El libro ha sido traducido y anotado por Pablo M. López Martínez y Marie-Ange Sánchez, incluye un amplio prólogo en el que se adentran en los últimos días del poeta, muy documentados gracias a la correspondencia que se conserva. Explica Bozalongo que ha sido una edición "muy compleja", trabajando a partir de los manuscritos originales que estaban desordenados. "Ha sido un trabajo muy riguroso que ha implicado el descubrimiento de varios poemas inéditos de Baudelaire en español que están en este libro".

Un trabajo que permite adentrarse en la torturada mente del genio, que en sus últimos días acumulaba el suficiente rencor contra sus conciudadanos, los vecinos o su odiada burguesía como para afirmar que el belga (o el francés) "es muy inclinado a alegrarse de la desgracia ajena. Lo cual resulta ser, por otro lado, un motivo de conversación, ya que ¡se aburre tanto! Devoción generalizada por la calumnia. Fui varias veces víctima suya".

La producción de las editoriales españolas cae un 2,5% en 2014.

Madrid.El sector editorial español mantiene su caída en la producción y se queda a 78 títulos de lo alcanzado en el año pasado. Según datos registrados en la Agencia del ISBN, se publicaron 72.416 títulos en 2014. Es solo un 2,5% menos que el año anterior, cuando se registraron 72.494 libros de primera edición. Los datos son mejores que los vistos en 2013, cuando el sector cayó un 15% respecto a lopublicado en 2012 y un 26,22% inferior a los registrados en 2011.
En 2014 también cayó un 6,2% la edición de libros en digital, que había estado en aumento los últimos años, aunque este formato ya representa el 26% (19.077 títulos) del total de la producción del sector.

Madrid y Cataluña se mantienen como las regiones que mayor número de obras registraron, con 28.310 (39,1 %) y 19.789 (27,3 %) respectivamente. Entre ambas suman el 66,4 % del total de los libros catalogados. Aunque la mayor parte de las comunidades ha registrado una caída del número de títulos publicados por sus editoriales durante 2014, Aragón, Asturias, Castilla- La Mancha, Galicia, País Vasco y Valencia experimentaron un incremento respecto al ejercicio anterior.El 23,4% de los títulos catalogados por la Agencia correspondieron a los libros infantiles, juveniles y didácticos, unos 16.279 títulos, algo que, según destaca la Federación de Gremios de Editores de España en un comunicado, se debe en gran parte a la edición de nuevos libros de texto y materiales didácticos desarrollados para adaptarse a los contenidos curriculares establecidos por la Lomce. Les siguen los libros de ficción (17,9%), ciencias sociales (7,3%), literatura (7%), humanidades (6,9%) y artes (6,2%).
Madrid y Cataluña son también las Comunidades que mayor número de títulos digitales han registrado con 9.810 y 4.170 respectivamente, aunque es La Rioja, con un 36%, la que tiene un mayor porcentaje respecto al número total de libros registrados con independencia de su formato, seguida de Madrid, con un 35%.
La industria editorial mueve anualmente cerca de 3.000 millones de euros y da empleo directo e indirecto a más de 30.000 personas, según la FGEE, que agrupa a 840 empresas editoriales.

La cuarta entrega de "Millennium" saldrá a la venta el 27 de agosto.

La cuarta entrega de la saga "Millennium", creada por el fallecido Stieg Larsson, llegará a las librerías de 35 países el próximo 27 de agosto, según confirmó al diario "Dagens Nyheter" una portavoz de la editoral sueca Norstedts.


Estocolmo.- La cuarta entrega de la saga "Millennium", creada por el fallecido Stieg Larsson, llegará a las librerías de 35 países el próximo 27 de agosto, según confirmó al diario "Dagens Nyheter" una portavoz de la editoral sueca Norstedts.

"Esta edición es, naturalmente, un acontecimiento mundial único", añadió, citada hoy por el rotativo. El nuevo volumen, de unas 500 páginas y escrito por el sueco David Lagercrantz, lleva por título "Det som inte dödar oss", que en español se ha traducido como "Lo que no te mata te hace más fuerte" (Destino), reseñó DPA.

Larsson falleció en 2004 a los 50 años debido a un infarto. Poco después se publicó el primer volumen de su exitosa trilogía sobre el periodista Mikael Blomkvist y la hacker Lisbeth Salander, "Los hombres que no amaban a las mujeres". Más tarde siguieron "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" y "La reina en el palacio de las corrientes de aire".

"La Templanza", la nueva novela de María Dueñas, a la venta en marzo.


MADRID. "La Templanza" es el título de la nueva novela con la que la escritora María Dueñas regresa a las librerías españolas y de América Latina el próximo 17 de marzo, según informó este lunesla editorial Planeta.

Se trata de la tercera novela de Dueñas, que alcanzó un gran éxito con su primer libro "El tiempo entre costuras", que fue llevado a la televisión y al que siguió "Misión Olvido".

"La Templanza" traslada al lector a la segunda mitad del siglo XIX de la mano de un atractivo indiano hecho a sí mismo.

México y la Cuba colonial son algunos de los escenarios de esta novela, que retrata también a una cosmopolita ciudad de Jerez (sur de España), con una gran influencia británica en la época, y donde los protagonistas vivirán un amor inesperado e historias llenas de intriga y pasión.