jueves, 27 de noviembre de 2014

Joven mocano gana primer lugar del ¨VI Certamen Nacional para Talleres Literarios de Cuentos y Poesías¨.

Moca.- El joven mocano Winston Paulino se alza con el primer lugar del ¨VI Certamen Nacional para Talleres Literarios de Cuentos y Poesías¨, celebrado en el Museo de Arte Moderno del Distrito Nacional, el pasado 25 del corriente mes, acto que contó con representantes de todas las provincias del país.

Con su poesía ¨Mundo Sonámbulo¨ este joven promesa, conquistó el primer lugar de dicho certamen, donde la representante de Santo Domingo, Jennet Tineo, con el poema ¨Perro del Aire¨, logró el segundo lugar, mientras que Ariel Contreras de San Pedro de Macorís, con su poema ¨Amanece¨, alcanzó  la tercera posición.
Winston Paulino, perteneciente al taller literario ¨Triple Llama¨, ha venido a través de dicha agrupación, cosechando grandes éxitos literarios, contando con un gran repertorio de poesías inéditas, las que un día con las gracias Dios y la anuencia de empresarios, políticos o institución, espera poner en circulación.
Los premios fueron entregado por: Valentín Amaro, Director General del Libro y la Lectura y Eulogio Javier, Director del Sistema de Talleres Literarios, así como de la Viceministra de Cultura, la licenciada Ediltrudis –Edilí- Pichardo.
Mientras que el equipo de jurado que dio como ganador a esta promesa mocana en el ¨VI Certamen Nacional para Talleres Literarios de Cuentos y poesías¨, el joven Winston Paulino, estuvo encabezado por: los escritores Orlando Muñoz y Ramón Saba, en poesía, e Ibeth Guzmán y Jesús Ulerio en la parte de los cuentos.

Esperamos que con este y otros tantos premios que ha ganado Winston Paulino, las principales autoridades civiles, gubernamentales y política de la provincia Espaillat, le rindan tributo y le faciliten la publicación de sus obras literarias.

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Artagnan Pérez Méndez: un homenaje.


Por José Rafael Lantigua (Ex-Ministro de Cultura)


Diminuto, pero no disminuido. Crecido como un gigante frente al desafuero y el duelo. En medio de los llantos y la cólera de una multitud que estaba acabando de conocer el rostro fiero de la chochez de un régimen que comenzaba a batirse en retirada obligado por la fuerza irrefrenable de los acontecimientos.


Caía la tarde del 4 de septiembre de 1961. La dictadura colapsaba. Hacía apenas tres meses que el tirano había bajado a la fosa, pero los especímenes sobrantes de la época que se desvanecía continuaban intentando mantener viva la llama errante y menoscabada de la Era. Moca había aportado el arrojo de siete de sus hombres para la causa tiranicida, incluyendo dos fundamentales: el estratega y el de las certeras balas que pusieron la cerradura definitiva a la ignominia de treinta y un años. El poeta Arturo Pellerano Castro había cantado a la epopeya del 26 de julio de 1899, mientras recibía a los gloriosos gladiadiores mocanos que pusieron el cerrojo a la dictadura lilisista, sesenta y dos años antes. Ahora, la voz del poeta parecía resonar de nuevo en su proclama de gloria: "Oh, benditos los que matan si es un monstruo de sangre el que se hunde y un pueblo el que se salva".

Moca, otra vez más, aportaba dos vidas a la exaltación de una lucha que, desde las calles, hacía resonar el pregón de la libertad. Dos hombres humildes, pobres, sencillos. Abatidos por las fuerzas represivas que no estaban dispuestas a escuchar el clamor del ¡Basta ya! Un cantor pintoresco y un limpiabotas. Hijos del pueblo, entonces y siempre. La voz de otro poeta parecía escucharse al fondo: "Vosotros, los humildes, los del montón salidos,/ heroicos defensores de vuestra libertad..." El mismo poeta, Federico Bermúdez, que pudo haber descrito perfectamente el ambiente de aquella tarde que moría en el dolor y la angustia que producían las muertes de Pedro García Monclús y Marino Antonio Abreu: "La tarde/ Gris de perla./ Los árboles en una/ meditación ambigua, de ensoñación o duelo/ pupila de la tarde romántica; la luna/ colmado el gris plomizo del solitario cielo".

La multitud entraba como una tromba al cementerio mocano. La tarde muriendo. La ansiedad como un escozor, devorando entrañas. Los rostros huérfanos de luz. Sombríos. La guadaña dando coces insinuando su tragedia. De pronto, una voz rugiente, poderosa, acalla el estruendo del gentío. Aferrado a la cruz de una tumba cercana, aquella voz impuso el silencio con solo llamar: "Pueblo adolorido". Y sin descanso, reclamar y advertir: "Perdóname. Porque frente a este dolor tan nuestro, voy a comenzar con palabras pertenecientes a un ilustre orador extranjero, Monseñor Angel Jara, quien ante las ruinas de la ciudad de Santiago de Chile, destruida por un terremoto, exclamó: "Me ha traicionado el corazón". Todo lo que siguió después fue la apoteosis de la palabra. Una de las más grandes piezas oratorias que jamás escuché. Asustadizo, con mis casi doce años en mi entonces endeble anatomía, yo escuchaba aquella furia verbal que como un trueno angélico, como una descarga luminosa, caía sobre aquella muchedumbre frenética que ahora se recogía para escuchar: "Yo quisiera trastocar la naturaleza para que el corazón, al sentirse oprimido ante la tragedia, no atragantara la palabra, sino que la dejara escapar traduciendo todo el sentimiento que nos embarga... Ahora no podemos ni siquiera esbozar todo cuanto palpita en nuestros corazones. Más, hagamos el esfuerzo. Así nos lo pide el corazón del pueblo, que me parece tenerlo entre las manos y que parece que se me quiere escapar porque está hecho jirones, porque tiembla y se estremece como un eco de la conciencia ciudadana". Artagnan Pérez Méndez, con treinta y dos años de edad, pronunciaba el panegírico más conmovedor que la patria en búsqueda de la libertad no había escuchado antes. "Aquí estamos en la última morada común del hombre, en la tierra de la cual todos somos parcialmente propietarios. Esta vez nos congregamos con motivo poco común. No se trata del simple enterramiento de un hombre y un adolescente, abatidos por las balas asesinas en la noche trágica, cubierta de crespones, del día de ayer. Estamos aquí enterrando dos pedazos del alma nacional".

El abogado, entonces con apenas cinco años de ejercicio (había abierto su bufete hacía apenas dos años), reclamaba serenidad a la multitud enardecida, en un momento en que la propia escoria trujillista contribuía a elevar el patriotismo y a unir a las masas por tres décadas silenciadas en una misión que ya no daría marcha atrás: la de procurar un orden nuevo que frenara la sensible sumisión y la dolorosa genuflexión de la Era que se consumía ya en sus estertores. Artagnan Pérez Méndez resaltaba la humildad de aquellos mártires que luego el tiempo olvidaría. A Pedro el Loco, el de las "patazas negras", el de la "histérica maraca", que bajaba al sepulcro con su "cabezón negro que ahora se recuesta en el verde perenne de nuestra ofrenda de pétalos y aroma". A Marino Antonio Abreu, bueno y manso, tronchado en la primavera de su vida como el orador remachaba, pero que en lo adelante viviría "en la eterna primavera a que te has hecho acreedor por tu martirio".

Y el joven abogado, a quien todavía le esperaban muchos años de gloria desde los estrados, se dirigía a los muertos de la mocanidad en lucha, bajo estos términos solemnes: "Compenétrense del calor vivificador que a vuestros cuerpos rígidos les habrá de comunicar la bandera nacional que los envuelve. Recuerden que la cruz de la redención está en el centro de su trapo y que ella lleva encuartelados jirones de cielo y de sangre. Nada tienen que temer al bajar a la fosa que tiene de fondo y de paredes tierra, pero que eternamente cobija el toldo azul del infinito". 

La muchedumbre que había entrado al cementerio mocano dispuesta a vengar el asesinato de aquellos dos mártires venidos desde la marginalidad, salió del camposanto, cuando ya había llegado la noche, con el atavío de la prudencia que aconsejaba la hora y con la resolución de seguir combatiendo a los remanentes de la dictadura sin darle la oportunidad de seguir sembrando de sangre y duelo los caminos todavía tortuosos hacia la libertad. El orador de voz segura, de palabra calmadora, de discurso viripotente, lograba orientar y dirigir hacia su objetivo primario (la fortaleza de espíritu para saber conducir la lucha frente a la adversidad) a aquella multitud que deliraba por días que vencieran la ruin servidumbre de la gloria derruida del Benefactor. Artagnan Pérez fue el encauzador vital de aquella hora infausta. Tengo la casi certeza de que aquella pieza oratoria fue freno y detonante. Impidió el desbordamiento de las pasiones que el acarreo vil de las huestes trujillistas ambicionaba para mantener su dominio. Y, al mismo tiempo, forjó un nuevo episodio de lucha bravía, pero bien organizada, que permitiese el derrumbe del estercolero y la apertura de las nuevas vías que la patria reclamaba. Pero, además, fue un acto oratorio que marcó la carrera, aún en embrión, de un hombre que permaneció sobre la cresta de la ola en el ejercicio profesional durante más de cincuenta y cinco años, y que mañana arriba a los ochenta y cinco años de edad en la Moca que nunca quiso abandonar y a la que dejaba solo para subir a los estrados de distintos tribunales de la República a dar cátedra magistral continua de su saber, de su experiencia y de sus atributos inmensos, caudalosos.

No sé si lo pensé entonces, barbilampiño a quien deslumbraba ya la palabra y sus signos, aunque sin las luces fulminadoras que la conciencia de la edad crea y sostiene. Empero, estoy seguro que desde aquella tarde gris del 4 de septiembre de 1961, cincuenta y tres años atrás, la oratoria de Artagnan tuvo que haber tocado alguna fibra de mi naciente sensibilidad o un filamento dichoso de mi entonces fluida timidez, para acercarme desde la admiración a una de las grandes luces de la jurisprudencia dominicana y al más resonante triunfador del estrado mocano, de dimensión nacional, -guerrero de los más disímiles embates, impetrante vehemente, de sentencias dominantes, de excitante verbalidad, de impecable trajinar tribunicio- a quien el país que sabe honrar debiera hoy rendir el tributo sincero de su reconocimiento. Supe desde entonces que la verdadera estatura del hombre está en sus cualidades y virtudes, en su sapiencia y en la capacidad de transmisión de sus ideas.

(Dos notas. La primera: el doctor Artagnan Pérez Méndez pronunció aquella célebre oración fúnebre sin papel a manos. La pieza ha pasado a la historia gracias a la versión taquigráfica que hizo su colega y amigo, el abogado y poeta Juan Alberto Peña Lebrón. La segunda: mañana domingo un grupo de sus discípulos rendirá un homenaje al maestro con la circulación de un libro titulado "Memorias de Derecho Público Contemporáneo" en acto que se celebrará a las 10 a.m. en el Teatro Don Bosco, de Moca).

"Yo quisiera trastocar la naturaleza para que el corazón, al sentirse oprimido ante la tragedia, no atragantara la palabra, sino que la dejara escapar traduciendo todo el sentimiento que nos embarga...".

"Compenétrense del calor vivificador que a vuestros cuerpos rígidos les habrá de comunicar la bandera nacional que los envuelve. Recuerden que la cruz de la redención está en el centro de su trapo y que ella lleva encuartelados jirones de cielo y de sangre. Nada tienen que temer al bajar a la fosa que tiene de fondo y de paredes tierra, pero que eternamente cobija el toldo azul del infinito". 

Juan Goytisolo , Premio Cervantes 2014.

MADRID. El escritor Juan Goytisolo ha ganado hoy el Premio Cervantes 2014, considerado el galardón más importante de las letras hispanas, según el fallo dado a conocer hoy por el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert.
 
En esta edición ha vuelto a cumplirse la ley no escrita que cada año reparte alternativamente este gran premio, dotado con 125.000 euros (154.816 dólares) entre Latinoamérica y España, después de que en 2013 recayera en la escritora mexicana Elena Poniatowska. Juan Goytisolo (Barcelona, 1931) es uno de los escritores con más tradición narrativa de la lengua española.
 
Considerado como interlocutor entre la cultura europea e islámica, también es uno de los intelectuales más críticos.

Julia Navarro asegura que no es una escritora de "best seller".

"Uno escribe libros y luego nadie sabe qué va a pasar con esos libro
PANAMÁ. La escritora y periodista española Julia Navarro negó este lunes en Panamá que pueda considerársele una autora de "best seller" a pesar del éxito de ventas de sus obras, como su primera novela "La hermandad de la sábana santa" (2004), de la que ha vendido más de un millón de ejemplares y que lleva 42 ediciones.

"No soy una escritora de 'best seller', es decir, soy una escritora que escribe libros y luego los lectores deciden, no conmigo sino con todos los autores, si leen o no leen esos libros", dijo Navarro (Madrid, 1953) en una entrevista con Efe.

La autora española, que llegó este domingo a Panamá en una gira de promoción de su más reciente novela, "Dispara, yo ya estoy muerto" (Random House Mondadori, 2013), que seguirá en Costa Rica, añadió que "es absurdo decir que uno escribe 'best seller'" y que por ello "no existen".

"Uno escribe libros y luego nadie sabe qué va a pasar con esos libros", agregó.

Navarro fue más allá y cuestionó: "¿Cien años de Soledad (de Gabriel García Márquez) es un 'best seller'? Pregunto porque se ha vendido por millones en todo el mundo. ¿Las 'Memorias de Adriano de de Marguerite Yourcenar que también se ha vendido por millones? ¿'El nombre de la rosa' de Umberto Eco?".

Según la autora de "La biblia de barro" (2005), obra con la que igualmente se convirtió en un fenómeno de ventas, "son los lectores los que eligen" y los que tienen "la última palabra", aunque, dijo, "eligen libros que tienen una gran calidad literaria pero a veces no".

Remarcó que "no hay nadie, nadie en el mundo que tenga una fórmula mágica que garantice que el libro que va a escribir va a ser un éxito", es decir, apuntó, "no hay unos ingredientes que garanticen que un libro se va a vender".

"De manera que yo solamente soy una persona, una escritora que escribe libros y que con cada libro me la juego y con cada libro parto de cero, y nunca sé lo que va a pasar con el libro que estoy escribiendo", afirmó.

Pero reconoció "que eso sí, me siento muy afortunada de que haya tantos miles de lectores en todo el mundo que compran mis libros. Estoy realmente agradecida a todos los que leen mis libros".

En un coloquio realizado este lunes con sus lectores en la librería "El Hombre de la Mancha", en Ciudad de Panamá, Navarro destacó que su primera novela "La hermandad de la sábana santa", que confesó, "no sabía" en su momento si llegaría a publicarse, lleva 42 ediciones en más de 35 países y algo más de un millón de ejemplares vendidos.

"Por inesperado ('La hermandad de la sábana santa') es un libro muy especial para mí", resaltó.

Navarro, por otro lado, mostró preocupación de que las nuevas tecnologías alejen a la gente de la lectura, aunque reconoció que lo digital "es una realidad" y "es el mundo presente".

Admitió que "sí" le preocupa "que los niños, las nuevas generaciones están acostumbrándose a leer pocas líneas a través de los tuits tan esquemáticos que al final les termine costando leer un libro", un problema que dijo no tienen los ya viejos lectores y que también pueden convivir con las nuevas plataformas de lectura.

Igualmente, la autora española criticó duramente el fenómeno de la denominada piratería y las descargas ilegales de libros que está proliferando en internet, un problema que aseveró es "gravísimo" en España, donde la legislación "es muy benévola con los ladrones de libros".

Consideró que este es un tema de educación en el que hay que educar a la gente "que bajarse algo sin pagar de la red es lisa y llanamente robar", algo que aseguró han hecho con todas sus cinco novelas.

En relación a su más reciente libro, "Dispara, yo ya estoy muerto", Navarro aclaró que esta no es una novela histórica porque ella no las escribe con esa perspectiva", por más que esta última tenga de escenario para sus personajes el conflicto entre israelíes y palestinos.

Explicó que "uno no puede entender lo que hacen los personajes si no es en función del tiempo que les toca vivir, pero lo que escribo son pequeñas historias dentro de la historia pero no escribo novelas sobre la gran historia".

El archivo personal de García Márquez descansará en Texas rodeado de clásicos.

Entre los manuscritos más valiosos está el documento definitivo de "Cien años de soledad.

AUSTIN. El archivo personal del fallecido Nobel de Literatura Gabriel García Márquez ya está en la Universidad de Texas en Austin (EE.UU.), donde engrosa una colección única en la que figura material de clásicos como Jorge Luis Borges, Julio Cortázar, Virginia Woolf y William Faulkner.

El Centro Harry Ransom de la Universidad de Texas anunció este lunes que adquirió un archivo del escritor colombiano con varios manuscritos, unas 2.000 cartas, 40 álbumes de fotos e innumerables notas y apuntes.

Entre los más valiosos está el documento definitivo de "Cien años de soledad" que el nobel entregó a la imprenta en 1967 y uno de los pocos manuscritos que existen de "En agosto nos vemos", su novela inédita.

El director del Centro Harry Ransom, Steve Enniss, explicó a Efe que la decisión de que sea esta institución la que acoja el legado del novelista ha sido exclusivamente de la familia: la viuda, Mercedes Barcha, y los hijos, Rodrigo y Gonzalo García.

Enniss detalló que, durante los próximos meses, personal del centro catalogará los documentos, un trabajo que se espera termine a finales de 2015, cuando se celebrará un simposio dedicado a la vida y obra de García Márquez.

"En otoño de 2015, organizaremos un simposio para honrar la vida y obra de García Márquez e invitaremos a un grupo de expertos internacionales para hablar de ello. Será cuando abramos el archivo a la investigación", adelantó a Efe el director.

La noticia, conocida este lunes, ha despertado cierto recelo en Colombia, el país natal de García Márquez.

La ministra colombiana de Cultura, Mariana Garcés, sostuvo que para el país "es una lástima no tenerlo", mientras que sectores políticos y académicos han puesto en duda si el Gobierno había hecho lo suficiente para captar el interés de la familia.

Por su parte, el director general de la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), Jaime Abello, guardián del legado del nobel, afirmó a Efe que el archivo "queda en buenas manos" en el Centro Harry Ransom, "uno de los mejores lugares del mundo para acogerlo".

Su estudio aportará luz sobre una faceta desconocida del escritor, la de su proceso creativo, lleno de dudas, tachones y arrepentimientos, según explicó a Efe José Montelongo, que participó en el proceso de adquisición como bibliotecario de la Colección Latinoamericana Benson de la Universidad de Texas.

"En los manuscritos corregidos podemos ver cómo desarrolló García Márquez esos mundos tan únicos, tan particulares de su imaginación. Nos permiten ver cómo consiguió esas atmósferas, esos personajes", dijo Montelongo, en referencia a "El otoño del patriarca" (1975) y "Crónica de una muerte anunciada" (1981).

Igualmente ocurre con el hológrafo de "En agosto nos vemos", señaló Montelongo, quien describió ese libro como "una novela con la que batalló tanto, que no se atrevió a mandarla a la imprenta".

La llegada del legado de García Márquez a Estados Unidos, país con el que se reconcilió a finales de los años noventa, es quizás el último episodio del realismo mágico macondiano.

Durante décadas, el escritor formó parte de la lista negra del Gobierno estadounidense por su militancia comunista en Colombia y su relación con el líder cubano Fidel Castro.

En 1995, el entonces presidente de EE.UU., Bill Clinton, confeso admirador del nobel colombiano, le levantó el veto para viajar al país y, tres años más tarde, lo recibió en la Casa Blanca.

De esa visita, hay algunas notas en el archivo personal adquirido por la Universidad de Texas, que desde la muerte del literato, el pasado 17 de abril, permanecía en Ciudad de México, su residencia habitual desde los años sesenta.

En la Universidad de Texas, el legado de García Márquez estará rodeado de grandes clásicos como él, de la literatura latinoamericana y de la historia de países necesarios para entender su pensamiento como México, Colombia y Cuba.

"A la gente se le olvida a veces que en Texas estudiar Latinoamérica es estudiar su propia historia", concluyó Montelongo.

El miembro del Taller Literario Triple Llama de Moca Juan Santos pusó a circular su obra de derecho "Memorias de Derecho Público Contemporáneo", dedica a un homenaje a Artagnan Pérez Mendez.




Puesta en circulación del libro "Memorias de Derecho Público Contemporáneo", de la autoria de Juan Santos (Miembro del Taller Literario Triple Llama), en el Teatro Don Bosco.

Descubierto un ejemplar del rarísimo "First Folio" de Shakespeare.

La primera recopilación de sus obras teatrales datado en 1623, fue encontrado en el norte de Francia.



Lille.- Un ejemplar del rarísimo "First Folio"  ("Primer Folio") de Shakespeare, la primera recopilación de sus obras teatrales datado en 1623, fue encontrado en el norte de Francia, anunció el martes a la AFP el joven bibliotecario que hizo el descubrimiento.

"Se trata del ejemplar número 231 encontrado en el mundo y el segundo en Francia", indicó Rémy Cordonnier, de 31 años, uno de los responsables de la biblioteca de Saint-Omer, en Pas-de-Calais (norte).

El descubrimiento se produjo cuando el bibliotecario, que preparaba una exposición sobre literatura inglesa, consultó un volumen de Shakespeare (1564-1616) en teoría datado del siglo XVIII y sospechó de la fecha.

"Se me ocurrió que podría ser un 'First Folio' no identificado, con una carga histórica y un valor intelectual muy importante", explicó Cordonnier, que también es doctor en historia del Arte.

El volumen pudo llegar hasta la biblioteca traído por ingleses, "ya que Saint-Omer fue durante mucho tiempo uno de los últimos bastiones católicos de la región y numerosos católicos ingleses que huían de la persecución de los anglicanos, encontraron refugio aquí", explicó. 

El ejemplar, que ya ha sido autentificado por el especialista mundial Eric Rasmussen, se encuentra "en buen estado", aunque le faltan una treintena de páginas, entre ellas la portada. Esto explica cómo ha podido pasar inadvertida durante cuatro siglos. 

"Los 'Fist Folio' tienen un valor de entre 2,5 y 5 millones de euros, aunque el nuestro valdrá menos, porque le faltan páginas", explicó a la AFP Françoise Ducroquet, directora de la biblioteca. 

La biblioteca de Saint-Omer, antiguo puerto que en la Edad Media tuvo una gran actividad cultural y comercial, posee 800 manuscritos y 230 incunables, así como una biblia de Gutenberg.

El poemario "Borrar el paisaje" se presenta en Barcelona.

La ciudad condal recibirá la obra de la autora venezolana, el próximo 1 de diciembre.


La poeta venezolana Cristina Falcón Maldonado presenta el poemario "Borrar el paisaje" (Candaya) el próximo lunes 1 de diciembre en Barcelona (España).

Este nuevo libro es un riguroso ejercicio de la palabra con el que la autora de "Memoria errante" se acerca poética y reflexivamente a la vida, al sentido de decir la vida y también, lo que es más complejo aún, al sentido de decir la muerte.

"Borrar el paisaje", que empezó su andadura en la presentación que hizo el poeta conquense Ángel Luis Lujan en la Fundación Antonio Pérez de Cuenca, tendrá en Barcelona otro presentador de excepción: el poeta Jordi Llavina (Premi Nacional de Poesia 2013 y gran conocedor de la poesía latinoamericana) y un lugar de acogida no menos especial: la nueva llibreria Documenta de Pau Claris.

Para celebrar el libro (y también la renacida vida de esta librería importante para tantas generaciones de lectores barceloneses) un regalo poético-musical del actor Eliecer Navarro y del saxofonista David Montero: "Ojalá me vuelva olvido", inspirado en los versos de Cristina Falcón.

Descubren carta inédita de Camus a Sartre.

La ruptura se produjo tras la publicación del ensayo "El Hombre Rebelde" de Camus, obra que Sartre rechazó tajantemente.


París.- Un carta inédita del escritor Albert Camus al filósofo Jean-Paul Sartre fue descubierta recientemente, confirmando la amistosa relación que existía entre ambos intelectuales franceses apenas meses antes de su brutal ruptura en 1952.

La ruptura se produjo tras la publicación del ensayo "El Hombre Rebelde" de Camus, obra que Sartre rechazó tajantemente.

La carta, debidamente autentificada por un experto, comienza con "Mi querido Sartre" y termina con "Le estrecho la mano".

En la misiva Camus le recomienda a Sartre la actriz "Aminda Valls, amiga de María (Casares, célebre actriz, que fuera amante de Camus) y mía, republicana española, que es una maravilla de humanidad".

A principios de 1951, Sartre preparaba la puesta en escena de "El Diablo y Dios", estrenada el 7 de junio de 1951.

En la obra, María Casares tuvo el papel de Hilda, pero Aminda Valls no formó parte del reparto.

"La carta había sido comprada por un coleccionista de autógrafos en los años setenta", dijo a la AFP Nicolas Lieng, especialista de literatura del siglo XIX y XX, e intermediario en la venta "hace una semana" del documento a uno de los coleccionistas privados más importantes de recuerdos de Camus.

La carta no lleva fecha, pero -teniendo en cuenta algunos acontecimientos mencionados- los expertos coinciden en que data de marzo o abril de 1951.

Seis meses después de esa carta, Camus publica "El hombre rebelde" y tiempo después Sartre rompe con él, por lo cual quemó la casi totalidad de su correspondencia.

jueves, 20 de noviembre de 2014

Pondrán a circular en Higüey reediciones de novelas de Emilia Pereyra.


SANTO DOMINGO. Editorial Santuario pondrá a circular en Higüey las reediciones de las novelas El crimen verde, Cenizas del querer y Cóctel con frenesí de la periodista y escritora Emilia Pereyra, durante un acto que se efectuará este viernes 21 de noviembre a las 6:30 p.m., en el Museo de La Altagracia. 

Las novelas, recientemente puestas a circular en Santo Domingo, serán presentadas por el poeta y ensayista Sélvido Candelaria.

La autora agradeció al Museo de La Altagracia la organización de la actividad y a editorial Santuario su interés en reeditar las novelas, ya que esa labor permite que quienes tengan interés en leerlas y conocer su trabajo literario las encuentren disponibles en el mercado.

Emilia Pereyra es comunicadora y narradora. Ha publicado las novelas El grito del tambor (2012), sobre la invasión del corsario Francis Drake, El crimen verde (1994), Cenizas del querer (2000) y Cóctel de frenesí (2003). Además, el libro de cuentos El inapelable designio de Dios (2007) y la compilación de perfiles biográficos Rasgos y figuras (2000), previamente dados a conocer en el periódico Hoy.

Varios de sus cuentos han sido incluidos en antologías dominicanas y extranjeras, y traducidos al inglés y al italiano. En 2005, Pereyra recibió una beca literaria en Leding House para realizar una prestigiosa residencia que reúne a escritores de todo el mundo, en Hudson, Estados Unidos, bajo la dirección de la reconocida Fundación Art Omi. Es miembro correspondiente de la Academia Dominicana de la Lengua.

"Los últimos días de nuestros padres", Joël Dicker antes del "boom".

La novela cuenta la historia del joven Paul-Emile, quien viajará a Londres para entrar en una nueva sección de los servicios secretos británicos, el Special Operations Executive, creada por Churchill en 1940 y a la que unánimemente se le atribuye un papel fundamental en la victoria aliada.


Madrid.- Después de vender más de dos millones de ejemplares en todo el mundo de su adictiva novela "La verdad sobre el caso Harry Quebert", un fenómeno editorial como pocos en los últimos años, Jöel Dicker vuelve a probar fortuna con "Los últimos días de nuestros padres".

Una novela ambientada en la Francia ocupada por los nazis durante la II Guerra Mundial y que es en realidad la primera de las seis escritas hasta el momento por este joven suizo -el próximo año cumplirá 30- a quien el periódico The New York Times llegó a calificar como "irritante niño prodigio literario".

"Los últimos días de nuestros padres" (Alfaguara), ganadora en 2010 del Premio de los Escritores Ginebrinos, cuenta la historia del joven Paul-Emile, quien viajará a Londres para entrar en una nueva sección de los servicios secretos británicos, el Special Operations Executive, creada por Churchill en 1940 y a la que unánimemente se le atribuye un papel fundamental en la victoria aliada.

Paul-Emile logrará entrar en Francia y unirse a la Resistencia, junto a un grupo de voluntarios civiles de otros países europeos, con la orden de sabotear a las tropas ocupantes e infiltrarse en su filas. Lo que no saben es que el contraespionaje nazi está alerta de sus intenciones.

Una historia tan apasionante como envolvente urdida por quien, entre otros muchísimos elogios de la crítica internacional, es considerado un escritor que ha logrado, en tiempos difíciles para la escritura impresa, convertirse en un "fenómeno planetario" capaz de "resucitar las librerías".

Hijo de padre profesor y madre librera, Dicker confía repetir éxito en España con esta novela, que llega a las librerías cuando todavía está caliente el éxito de la anterior, descrita como un cruce entre Stieg Larsson (trilogía de "Millenium"), por su habilidad en el uso de los resortes del "thriller", Nabokov y Philip Roth.

En una entrevista con Efe en junio de 2013, en los días previos a la publicación en España de "La verdad sobre el caso Harry Quebert", Joël Dicker, que vio cómo los editores rechazaban una y otra vez sus novelas anteriores, hasta que la suerte llamó a su puerta, decía que un libro "debe conseguir transportar" al lector y arrancarle de la realidad, "y más ahora, que con crisis la moral está baja".

Con esta novela superventas, el joven Dicker ganó, entre otros importantes galardones, el Goncourt y el Gran Premio de Novela de la Academia Francesa. En España, los lectores de El País la escogieron como el mejor libro de 2013.

"Dos cosas -decía entonces este licenciado en Derecho de origen francés y ruso- dan sentido a la vida: los libros y el amor".

El Festival Eñe reivindicará desde mañana "el orgullo de leer".

Cerca de ochenta autores, editores, directores de cine y periodistas de nueve países hispanohablantes tomarán parte en los más de 60 actos que se celebrarán entre mañana por la tarde y el sábado en este festival organizado por La Fábrica, el Círculo de Bellas Artes y el Instituto Cervantes.


Madrid.El encuentro literario del otoño en Madrid, el Festival Eñe, reivindicará el "orgullo de leer" en su sexta edición, que será inaugurada mañana por el escritor chileno Jorge Edwards y en el que cobrará protagonismo la poesía.

Cerca de ochenta autores, editores, directores de cine y periodistas de nueve países hispanohablantes tomarán parte en los más de 60 actos que se celebrarán entre mañana por la tarde y el sábado en este festival organizado por La Fábrica, el Círculo de Bellas Artes y el Instituto Cervantes.

Durante la presentación del programa, el director de La Fábrica, Alberto Arnaut, ha recalcado que este festival es el resultado de una suma de esfuerzos de muchas entidades públicas y privadas y ha destacado la importancia de reivindicar "el orgullo de leer" que hace "mejores ciudadanos y personas más libres".

Hernando Fernández Calleja, del Instituto Cervantes, ha explicado que esta institución comparte con el festival el empeño de "romper la imagen de que el español es patrimonio de los españoles y de hacer realidad la comunidad de la lengua".

Escritores españoles y de América Latina como Almudena Grandes, Luis Landero, Manuel Rivas, Jesús Carrasco, Gustavo Martín Garzo, Manuel Jabois, Rodrigo Fresán, Fernando Iwasaki y Selva Amada, entre otros, participarán en las actividades del festival, que, por primera vez, se extenderá a Burgos en una edición paralela.

Las actividades continuarán el 4, 5 y 6 de diciembre en el Festival Eñe América, que se celebrará en Panamá y en el que participarán 30 autores en una edición protagonizada por el cuento.

Jorge Edwards será el encargado de inaugurar mañana por la tarde el festival en un acto que se celebrará en el Instituto Cervantes y en el que dialogará con el periodista Juan Cruz.

Según ha explicado la directora del Festival y de la revista Eñe, Camino Brasa, esta edición saldrá a la calle con la actividad "Susurrantes", una "performance" literaria dentro de un proyecto europeo, organizada por la Universidad Carlos III de Madrid, que pretende trasladar los mitos de la cultura clásica a la Europa contemporánea a través de las artes escénicas.

Así, en una ruta formada por los lugares "más literarios" de Madrid, el público podrá escuchar "textos susurrados al oído" por varios jóvenes, de autores como Calderón, Borges, Machado, Bécquer y Góngora.

Y es que la poesía, ha indicado Brasa, tendrá una presencia destacada en el festival, un género que, ha dicho, está "más vivo que nunca". Así, varios poetas compartirán sus últimos trabajos, algunos de ellos inéditos.

El festival Titirimundi será el invitado de esta edición para dar a conocer el teatro de títeres al público no infantil y que, junto a otras actividades de teatro, danza y música, completarán el programa del Festival Eñe, que el pasado año contó con 6.000 visitantes.

Biblioteca Cervantes dedica un portal a la literatura filipina en español.

"La literatura filipina en español existe, y algunos de los más ilustres intelectuales y estadistas del país escribieron en esta lengua", sostiene la directora de este portal, Rocío Ortuño Casanova.


Alicante.- La Fundación Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes inauguró hoy un portal dedicado a la literatura filipina en español, en el que se recuerdan las conexiones culturales y lingüísticas entre el país asiático y el mundo hispano.

"La literatura filipina en español existe, y algunos de los más ilustres intelectuales y estadistas del país escribieron en esta lengua", sostiene la directora de este portal, Rocío Ortuño Casanova.

Ortuño Casanova es también profesora del Departamento de Lenguas Europeas de la Universidad de Filipinas (programa de profesores visitantes de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo).

A su juicio, la literatura filipina en español ha estado hasta ahora en "el margen de los márgenes de las literaturas y los estudios hispánicos", tanto por el contexto geográfico e histórico del archipiélago como por el hecho de que el español no fue allí nunca lengua mayoritaria.

Este nuevo portal de la Cervantes se ha desarrollado en gran parte en Filipinas, donde se encuentran las únicas copias de algunos de los libros que ofrece el espacio.

Muchos de ellos solo están disponibles en versión microfilmada, fotocopiada o con grandes estragos en sus páginas causados por el tiempo y la humedad, lo que pone en riesgo su existencia.

La digitalización de estas obras -que en gran medida fue posible gracias a las facilidades ofrecidas por las instituciones del país asiático- se convirtió en una carrera contra el tiempo, pues muchas de ellas acabarán desapareciendo en pocos años, como ya sucedió con otras.

Entre los contenidos que ofrece el portal de literatura filipina en español destaca un amplio catálogo de textos literarios de autores como José Rizal (1861-1896), Jesús Balmori (1886-1948) o Zoilo J. Hilario García (1891-1963).

Se incluye, asimismo, una selección de obras no literarias sobre distintos aspectos (históricos, geográficos, económicos y demográficos) del país.

Junto a ellas figuran crónicas, biografías, libros de viaje y estudios de diverso tipo sobre temas literarios, históricos, etnográficos o sociológicos.

México celebra 100 años del nacimiento de escritor Revueltas.

Para honrar la memoria de Revueltas, nacido el 20 de noviembre de 1914, instituciones oficiales de la cultura han preparado una serie de actividades como mesas redondas, publicaciones, exposiciones, un ciclo de cine y el estreno mundial de una pieza musical.


Ciudad de México.México celebrará a partir de hoy el centenario del nacimiento del escritor y activista José Revueltas, autor de "El apando", libro que inspiró al realizador Felipe Cazals a rodar la película homónima y que escribió cuando estuvo preso como miembro del movimiento estudiantil de 1968.

Para honrar la memoria de Revueltas, nacido el 20 de noviembre de 1914, instituciones oficiales de la cultura han preparado una serie de actividades como mesas redondas, publicaciones, exposiciones, un ciclo de cine y el estreno mundial de una pieza musical.

En la prisión de Lecumberri, actual Archivo General de la Nación, mañana se inaugurará la muestra "José Revueltas: palabra de tierra y agua", mientras que la Cineteca Nacional mostrará su faceta como guionista con la proyección de "La diosa arrodillada", "En la palma de tu mano" y "El rebozo de Soledad", entre otras.

Revueltas escribió siete novelas, cuatro libros de cuentos y nueve ensayos sobre política mexicana, y perteneció a una familia de grandes creadores: sus hermanos fueron el pintor Fermín Revueltas, la bailarina y actriz Rosaura Revueltas y el compositor Silvestre Revueltas.

Por su activismo político, fue encarcelado en cuatro ocasiones. La primera a los 15 años por asistir a un mitin y la última, que duró 16 años, en la célebre prisión de Lecumberri, donde también estuvo preso el escritor Álvaro Mutis.

A Revueltas se le acusó entonces de ser uno de los ideólogos de la manifestación pacífica del 2 de octubre de 1968, reprimida por fuerzas de seguridad en la Plaza de las Tres Culturas de Ciudad de México, que dejó 37 muertos según las cifras oficiales y más de 300 de acuerdo con organizaciones civiles.

Autores como Eduardo Lizalde, Premio Internacional de Poesía Federico García Lorca 2014, y especialistas en literatura analizarán hoy la vida y obra de Revueltas en mesas redondas en el Centro de Creación Literaria Xavier Villaurrutia y el Centro Nacional de las Artes (Cenart).

También habrá actividades en los estados mexicanos de Guerrero, Durango, Morelos, Tamaulipas, Coahuila, Chiapas, Oaxaca y Baja California, entre otros.

Las celebraciones terminarán con la presentación de la "Obra reunida de José Revueltas" en el Palacio de Bellas Artes de Ciudad de México y con el estreno de una obra compuesta para el aniversario por el pianista ruso Dmitri Dudin.

Emilio Lledó: "No darle importancia a las humanidades es un error garrafal".

"No soy más que una especie de puntito en esa cadena de cultura en la que me gustaría estar inserto".

MADRID. El filósofo Emilio Lledó, galardonado el martes con el Premio Nacional de las Letras, considera "un error garrafal, una desgracia" que las humanidades hayan ido perdiendo importancia en los planes españoles de enseñanza y espera que desde el Gobierno "se reconsidere esta cuestión".

"Parece como si las humanidades fueran ciencias inútiles, cuando es todo lo contrario: la literatura, la filosofía, el arte y la historia enriquecen la mente", le decía a Efe este gran humanista, poco después de enterarse de que había ganado el Nacional de las Letras en reconocimiento a toda su trayectoria.

A Lledó (Sevilla, 1927) se le acumulan los reconocimientos. El martes en la mañana mantuvo un encuentro con periodistas con motivo del Premio Antonio Sancha, que le han concedido los editores de Madrid, y fue en ese acto donde le comunicaron que había ganado el otro galardón.

Se fue tan tranquilo a su casa y, al llegar, se encontró con más de treinta llamadas en el contestador, entre ellas la del secretario de Estado, José María Lassalle, que intentaba desde hacía rato comunicar con él.

"Se ve que este fin de año es terrible: Emilio Lledó, de profesión sus premios", bromeaba este humanista, defensor acérrimo de la cultura y de los saberes antiguos.

El filósofo agradecía los motivos que ha aducido el jurado para darle el Nacional de las Letras, que ha ganado "por su pensamiento y dilatada obra, que armoniza la filosofía del logos, la hermenéutica, el valor estético y ético de la palabra, la defensa de la libertad y reivindica la vocación docente".

Pero él insistía en que tan solo es "un profesor que ha escrito unos cuantos libros y artículos", aunque lo que sí es cierto es que le "apasiona el mundo de las letras y de la filosofía, de todo lo que tiene que ver con la cultura y con esa palabra que, desgraciadamente, está un poco deteriorada: 'humanidades'".

"No soy más que una especie de puntito en esa cadena de cultura en la que me gustaría estar inserto", insistía Lledó en su entrevista con Efe.

Y cuando se le dice que el jurado del Nacional de las Letras también lo ha premiado por ser "un gran ensayista y divulgador de alto nivel", asegura que "esas cosas tan bonitas" no lo envanecen, pero le "dan marcha".

Lledó reconoce que no es fácil hacer valer la cultura antigua en el mundo actual, "pero seguimos leyendo a los clásicos, y los que escribimos nos preguntamos qué quedará de nosotros dentro de treinta o cuarenta años".

"Que podamos leer a los clásicos y que nos sigan haciendo latir y sentir Homero, Platón, Aristóteles, Descartes o Miguel de Cervantes es una maravilla", aseguraba el filósofo sevillano, académico de la Lengua desde 1994.

"Poder dialogar con los clásicos y que nos arranquen del diálogo a veces tan pobre que llevamos con nosotros mismos, y nos lleven hacia sus problemas, eso me parece un don de los cielos", insistía el premiado.

Apasionado de la lectura, Lledó reivindica la de los clásicos con verdadero fervor, y le preocupa la escasa importancia que se le da a las humanidades en la enseñanza.

"Me parece una desgracia, un error garrafal, y espero que se vuelva a reconsiderar esa cuestión", subrayaba el martes.

"Aristóteles decía que el posponer la cultura y la educación de la libertad a la pura cosa económica es de almas mezquinas", recordaba Lledó, convencido de que, como la cultura no ocupa ahora el lugar que debiera, "nos estamos volviendo un poco mezquinos".

"No profundizar en las humanidades es un empobrecimiento terrible para la vida de un país de cultura como es España", aseguraba.